Samela Sateré-Mawé

“Para mi pueblo la lucha climática es una cuestión de supervivencia”

Mi nombre es Samela, soy parte de la comunidad indígena Sateré-Mawé y vivo en Manaus. Hoy soy estudiante de biología, conozco mi cultura y mi pueblo, y creo que somos una extensión de la naturaleza: si ella muere, nosotros también.

Mi historia

Mis raíces de la cultura indígena amazónica han sido mi principal inspiración. Aunque nací en un contexto urbano, en un ambiente diferente al de mis antepasados, decidí autoafirmarme, alzar la bandera de mi pueblo, de mi territorio y ser una voz activa de mi comunidad.

Desde allí también proviene mi preocupación por la preservación del medio ambiente y de la selva. Los indígenas somos los principales defensores de la Amazonía, amenazada por la acción de madereros ilegales, la quema de bosques y la explotación minera. Hay muchos ataques a nuestro territorio, así que para nosotros la lucha climática es una cuestión de supervivencia.

Actualmente soy representante de la Asociación de Mujeres Indígenas Sateré-Mawé y formo parte de la organización “Fridays for Future” en Brasil, donde actúo por cuidar de la naturaleza.

“Los pueblos del Amazonía son los primeros afectados por el cambio climático. Si no preservamos el mayor bosque del mundo, no vamos a sufrir solo nosotros, va a sufrir el mundo entero. Eso es lo que las personas tienen que entender”.

Mi actualidad

Con la llegada de la pandemia, en mi comunidad tuvimos que paralizar la venta de artesanías, una de las principales fuentes de ingreso. Por eso, en la Asociación de Mujeres comenzamos a fabricar mascarillas. Aunque la mayoría las vendemos, también donamos una parte a otros pueblos de la zona.

Pese a todo, la pandemia me dio la posibilidad de contactarme virtualmente con jóvenes de otras regiones, compartir experiencias y de dar a conocer lo que pasa donde yo vivo, en la Amazonía.

Mis acciones

En la asociación que represento nos esforzamos por cambiar hábitos: fomentamos la alimentación saludable, la reducción de plásticos, la educación ambiental y el compostaje. Hacemos cosas simples, que pueden realizarse todos los días.

Cuando no estoy estudiando o trabajando por la asociación, participo de los eventos de “Fridays for Future” y comparto videos o contenidos en redes sociales para concientizar sobre el cuidado de la Amazonía. Mi papel activo es ser la voz para difundir la realidad de mi pueblo y de mi territorio. Tengo el sueño que los pueblos indígenas y la Amazonía sean respetados y dejen de ser atacados.

Mi consejo, si quieres ser activista, es que no importa nuestra edad, no importa de dónde seamos, siempre podemos tener una voz activa para cambiar la realidad en la que vivimos.