Alan Ferrera

“Las cosas no van a mejorar solas, todos y todas tenemos un rol en nuestra comunidad”

Hola soy Alan Ferrera Juárez, tengo 16 años y soy parte del proyecto “Biofita, una plaga que da vida”. Nosotros, junto a mi comunidad en San Pedro Balancán, Tabasco, producimos un biofertilizante a base de las malezas acuáticas que surgen en los márgenes del río Usumacinta, la reserva de agua dulce más importante del México.

Mi historia

Yo me inicié en el activismo climático gracias al incentivo de la Fundación Contigo Es Posible, que impulsa a jóvenes a adentrarse en la ciencia. Allí encontré mi motivación por hacer algo por mi comunidad, que se ha visto rezagada debido a su lejanía con la capital.

Con mis compañeras nos dimos cuenta de que las malezas acuáticas que estaban surgiendo en el río estaban contaminándolo y deteriorando su ecosistema, lo que además generaba problemas a la economía de la comunidad. Por eso, quisimos darle un uso sustentable y creamos un biofertilizante a base de estas plagas. Utilizamos una materia prima no convencional para hacer algo útil, de ahí el lema “una plaga que da vida”.

Mi actualidad

Este periodo de contingencia nos ha traído algunos retrasos en el proyecto, pero me ha hecho crecer como persona, pues he reflexionado sobre qué es lo que está pasando alrededor.

He notado grandes cambios en mi comunidad debido al cambio climático, como el aumento de calor y consecuencias negativas a la flora y la fauna del lugar. Esto me ha motivado a seguir con mi proyecto porque, de alguna manera, estamos incidiendo en el desarrollo de una
solución.

Mis Acciones

Con nuestro proyecto Biofita estamos resolviendo, en parte, la proliferación de las malezas acuáticas. Pero además de limpiar el río, realizamos capacitaciones para que otros también puedan hacer el biofertilizante y para que las familias de la comunidad creen sus propios huertos.

Participar en el activismo es darle una solución a un problema. Ustedes pueden hacerlo y cualquiera que tenga el deseo puede hacer algo. No importa de dónde provengas o qué tan dura puede ser la situación, actuando de forma correcta se pueden lograr grandes cosas. Como dicen, una gran persona no se define por cómo lo llaman, sino por lo que hace.

A quienes no saben por qué deben actuar, les digo que las cosas no se van a mejorar solas y que todos tenemos un papel en nuestra comunidad, en nuestro entorno. Depende de nosotros si nuestras acciones tendrán un efecto positivo o negativo.